Portada

Encuentro con Raquel Garrido: Francia y la tercera posición

El miércoles 30 de mayo, en el Congreso de la Nación, se realizó una reunión conjunta entre Raquel Garrido (candidata para las próximas elecciones legislativas francesas por el Frente de Izquierda), el Diputado Nacional y Secretario General de La Cámpora; Andrés “Cuervo” Larroque y sus pares legislativos Marcos Cleri, Leonardo Grosso, Anabel Fernández Sagasti. También participaron Ariel Basteiro, María Eugenia Zamarreño, Luis D’elia,  Rubén Pascolini y Pablo Vilas.

El encuentro se llevó a cabo en el Salón de la juventud “Néstor Kirchner”, inaugurado recientemente por la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner.

Los ejes del encuentro giraron en torno a la situación política y social que protagoniza Europa y, en particular, la República de Francia, en comparación al proceso que vive actualmente Argentina en el marco de una estrategia de integración regional.

Garrido es la portavoz internacional de Jean-Luc Mélenchon y candidata del Frente de Izquierda por la segunda circunscripción de los franceses en el extranjero, una región que abarca a 33 países que se ubican entre México y la Argentina. Por este motivo, sumado a su procedencia familiar, es que Garrido tiene un gran conocimiento acerca del proceso que vive Latinoamérica desde hace casi una década. Hija de militantes chilenos del MIR (Movimiento de Izquierda Revolucionaria) nació y vivió en dicho país hasta los primeros años de su adolescencia, momento en el que sus padres debieron exiliarse debido a la dictadura comandada por Augusto Pinochet.

Respecto a la crisis que padece Francia actualmente, la candidata asegura: “La desinversión de capitales en el mundo europeo facilitó enormemente que el problema aumente. Es lamentable, pero de esta crisis Francia no se salva”.

Por su parte, Larroque comparó la actual crisis europea con lo ocurrido en Argentina durante la década del 90 que derivó en una crisis que alcanzó su punto máximo en el año 2001. También mencionó la falta de decisión política de los gobiernos europeos para afrontar la crisis, que mucho distan del camino de independencia económica y soberanía política iniciado en el año 2003 por el ex Presidente Néstor Kirchner.

En ese mismo sentido, Larroque hizo un recorrido histórico respecto a los movimientos que supieron hacer frente al FMI, teniendo como pilar fundamental la presencia de un Estado activo en la economía: “Nosotros tuvimos la posibilidad de generar un movimiento popular, el peronismo. Ahora el mundo tiene la opción de crear la tercera posición”. Precisamente, el Frente de Izquierda se propone dar la batalla cultural, convocando a las nuevas generaciones políticas con una lógica que escapa a la de la tradición política de dicho país. “Nosotros queremos construir desde las banderas históricas del amor, la igualdad y la fraternidad para que la gente nos vea y diga que sí, que ésa debería ser la forma de concebir a la política”, explica Garrido.

Respecto al desfinanciamiento de los bancos europeos como una de las causas por las cuales se hace imposible superar la crisis, Garrido opinó que “además, Europa está sufriendo las consecuencias de la crisis de Estados Unidos durante el año 2008. Por eso, para salir de la crisis es necesario que nosotros también podamos frenar definitivamente la especulación financiera”, haciendo alusión a los países latinoamericanos que supieron acabar con la histórica imposición del FMI por sobre las economías locales.

La candidata se dio lugar para preguntar también cómo era la militancia durante la crisis del año 2001. Fue entonces que Larroque mencionó que por aquel entonces coordinaban “un grupo de desocupados, acompañando la lucha de los trabajadores. Era un contexto muy diferente en el que había mucha necesidad y muchas discusiones”, contó sobre aquella época tan difícil e inestable para los argentinos.

Al finalizar la reunión, Garrido observó todas las fotografías exhibidas en el salón, mientras Larroque contextualizaba el marco en el que se había originado cada una. Al mostrarse sorprendida de ver a un Presidente rodeado y abrazado entre la multitud, el referente le explicó que esa imagen era propia de este proceso histórico que vive el país, en el que “hacía más de 30 años que el pueblo no ingresaba a la Casa de Gobierno”.

Buenos Aires

Luego de manipular la carga de actas del escrutinio provisorio para montar una escena donde Macri y Vidal pudieran mostrarse victoriosos, el Gobierno niega las irregularidades en la carga de datos a pesar de tener total control sobre la organización de la elección.

Mauricio-Macri-Argentina