Nunca caminarás solo!

“La militancia me cambió la vida”

Héctor Guanco nació el 20 de agosto de 1967 en el pueblo de Yala, Jujuy. Se crió con su padre y sus 5 hermanos mayores en una vivienda humilde. Hijo de un empleado ferroviario, Héctor se crió en un pueblo en el que sólo los lugares públicos tenían el privilegio de contar con electricidad.

A los 24 años se mudó a la Provincia de Buenos Aires con el fin de conseguir una mejor situación laboral y, dos años más tarde, se trasladó a la Villa 31, donde vive desde entonces.

Los primeros años Héctor trabajó como obrero de la construcción, y se desempeñó como delegado gremial del sector. Ocupando ese rol se encargó de ayudar a sus compañeros que eran explotados por los patrones que les pagaban en negro, no realizaban los aportes correspondientes y no cumplían con los derechos de los trabajadores. “Esa es una experiencia que con el tiempo me reconforta porque realmente defendí a los obreros”, dice  haciendo referencia a ese momento de su vida.

Esos fueron los primeros pasos que dio Héctor en la lucha por la igualdad y los derechos de los trabajadores. Lucha que recién vio reflejada en las “decisiones políticas tomadas por el ex Presidente Néstor Kirchner y por la Presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner”

Unos años después, en el 2009, La Cámpora llegó a la Villa 31 y Héctor notó que a diferencia de otras agrupaciones que habían pasado por su barrio, “estos pibes habían llegado para quedarse y transformar la realidad de los vecinos”, por lo que no dudó en sumarse.

Tal fue el compromiso con el que Héctor asumió su rol como militante, que cedió su propia casa para que allí funcione la Unidad Básica “Patria Grande”, ubicada en la manzana 13 del sector Cristo Obrero. Esa misma manzana de la que Héctor es delegado.

“Nuestro objetivo en la Villa 31 es hacer llegar el proyecto nacional a todos los vecinos, profundizarlo y conocerlo. Nosotros estamos en ese proceso y hoy gracias a la militancia de La Cámpora, los vecinos cuentan con un centro de ANSES y dos centros de Acceso a la Justicia, que antes no había o parecía imposible. Son cosas básicas para cualquier ciudadano, pero más que positivas para nosotros”, cuenta respecto a la realidad que hoy viven los vecinos y al rol activo del Estado nacional en la ampliación de sus derechos.

Guanco cuenta que antes de la llegada de La Cámpora, la juventud no se sentía identificada con nada pero que uno de los objetivos de los militantes en esta coyuntura es hacerlos comprender que “la política es una herramienta por la que hay que trabajar todos los días. Eso es lo que hacemos hoy por hoy con La Cámpora en la Villa; intentar que los jóvenes se integren a la política y que comprendan que en ella pueden encontrar una herramienta de transformación”.

Héctor Guanco es referente de la organización en la Villa 31 y lo dice con mucho orgullo por lo que significa La Cámpora para él. “La militancia me cambió la vida”, dice emocionado.

Él considera que la villa “se puede integrar a la Ciudad como un barrio más”, pero que eso “sólo se podrá conseguir a través de la educación”. Héctor está convencido de que eso ocurrirá porque hoy Argentina se encuentra en un claro camino que, acompañado por la militancia, lleva a que todos los días haya “más inclusión, más igualdad y más justicia social”.

 

Economía

El diputado nacional Máximo Kirchner expuso la oposición del bloque del Frente para la Victoria al proyecto oficialista de nueva Ley de Defensa de la Competencia.

6cde5a06-489b-4aea-bd7d-c3069ca40f8d
Derechos Humanos

Hoy con tristeza recibimos la noticia de la partida de una luchadora, Marta Vazquez presidenta de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, pero también Abuela de un nieto o nieta nacido en cautiverio.

752223_20171118144156