Noticias

Un 17 de sol con Cristina

Un 17 de sol con Cristina Miles de jóvenes se movilizaron el lunes 17 de octubre hasta la ex ESMA, lugar en el que la Presidenta Cristina Fernández de Kirchner brindó un acto, enmarcado en los 60 años de la primer transmisión televisiva, cuando Evita le habló a sus descamisados, a su pueblo.

Los compañeros de La Cámpora concentraron a las 16 horas en la esquina de Crisólogo Larralde y Av. Del Libertador, para luego marchar todos juntos hacia el lugar en el que se concretaría el acto que, una vez más, convocó a miles de jóvenes.

Con la llegada de Cristina, se presentó la proyección de aquella inauguración televisiva en el año 1951. En las pantallas se la pudo ver a Evita, la abanderada de los humildes, en unos de sus discursos más memorables que terminaría por marcar a fuego la historia de un pueblo entero.

Para iniciar el acto, Cristina participó de una teleconferencia en la que se comunicaron con distintos funcionarios como el gobernador de la provincia San Juan, José Luís Gioja, quien se encontraba acompañado por la ministra de Industria Débora Giorgi; el Vicegobernador de San Juan, Rubén Uñac; el intendente de la Ciudad de San Juan, Marcelo Lima; la directora del film “Juan y Eva”, Paula de Luque, y el actor que interpreta a Juan Domingo Perón, Osmar Núñez. Luego, se comunicó con San Bernardo, donde Cristina habló con el ministro de Agricultura, Julián Domínguez y con el intendente del Partido de la Costa, Juan Pablo de Jesús, quienes estuvieron acompañados por funcionarios, legisladores y dirigentes del municipio y la región.

Al concluir la teleconferencia, la Presidenta se refirió al video que se había proyectado de Eva: “Jamás había visto esa imagen de Perón pidiendo silencio”. Y continuó diciendo que “un día como hoy, no sería sincera si no digo que gracias al peronismo es que los argentinos tenemos derechos: aguinaldo, vacaciones, educación, salud. Muchas veces los politólogos se preguntan y analizan acerca de por qué perdura el peronismo, y es porque pivotea desde lo más profundo de las batallas, que es la batalla social por la libertad y la igualdad. Y si bien hay ventajas sobre aquellas imágenes que veíamos de Evita, esos conflictos aún persisten, y es el peronismo el que contiene esas luchas”.

La Presidenta instó también a construir una Argentina mejor: “Es la responsabilidad de la generación del Bicentenario, yo la siento en mi espalda, y sin negar diferencias, fortalecer ese formidable organizador que es el trabajo porque esa construcción debe contener a los cuarenta millones que somos, porque el crecimiento nos favorece a todos, no a los que son de tal o cual partido”. Y agregó, “Evita hablaba de la lealtad a Perón, yo les pido que seamos leales con la Argentina y con los intereses colectivos, para que después no nos pasen las cosas que ya nos pasaron”. Cristina, continuó hablando de la lealtad hacia este país, remarcando:“Podemos hacerlo, porque hemos superado prejuicios, diferencias, y todo tipo de situaciones. Siempre es bueno mantener antinomias, pero que los intereses del país vayan por delante”.

Para finalizar, la Presidenta reiteró su convocatoria a todos los argentinos a acompañar a este proyecto y este modelo “que formamos entre todos, que es nuestro país, la Argentina”, para luego despedirse con esa frase que tanto sonó durante la tarde: “Feliz día, compañeros”. Llevó tiempo, se necesitaron dos leales de un sur que existe para poder comenzar el camino que lograra cimentar las bases de un país más justo, feliz y soberano. Hoy más que nunca la historia hace honor a la más maravillosa música que en sus cánticos sigue reafirmando que no nos han vencido.