Buenos Aires

JORNADA SOLIDARIA EN MERCEDES, Pintar Esperanza.

Compañeros del Frente Mercedino para la Victoria y La Cámpora Provincia finalizaron las obras de refacción en las fachadas de las casas del Barrio Esperanza, en el marco de un programa de la Dirección Nacional de la Juventud. Tras veinte años de olvido, la juventud militante tomó las riendas del cambio e impulsó un trabajo comunitario con los vecinos para mejorar las condiciones de vida de los vecinos.

Ya poco queda de aquel barrio mercedino inaugurado el 30 de marzo de 1989 en la gestión del doctor Julio Gioscio como parte de un plan habitacional. Las viviendas de 2 y 3 ambientes que en las últimas décadas carecieron de mantenimiento, con sus frentes descuidados por los años de abandono, hoy forman parte del pasado.

El Barrio Esperanza de Mercedes tiene cara nueva: renovada, alegre y luminosa como la juventud que junto con los vecinos se encargó de transformar la fachada de las 118 casas que conforman la barriada de siete manzanas.

Durante todo el mes de junio, más de 50 compañeros del Frente Mercedino para la Victoria y  La Cámpora Provincia (con representantes de San Martín, Hurlingam, San Andrés de Giles, Lanús,Tigre, San Antonio de Areco y Chacabuco) se organizaron con los vecinos del barrio para mejorar el aspecto  de las casas: limpiando, coloreando y arreglandolas paredes. También se pintaron tres murales que simbolizan la mística barrial: una canchita de fútbol, una bandera argentina sostenida por chicos sonrientes y una frase que asegura que “el barrio unido jamás será vencido”; escenas que ahora forman parte del paisaje y le dan un aire colorido, de unión y alegría.

El trabajo colectivo de reacondicionamiento de espacios verdes, refacción de frentes deteriorados y pintura de murales no sólo modificó la estética del barrio, sino que generó un lazo muy grande de integración entre los vecinos y los militantes, que representa un peldaño más en el cambio cultural que La Cámpora intenta promover para detener la fragmentación social e incorporar los sectores marginados al sistema.

La interacción entre la política y los actores comunitarios implica visibilizar sin mediadores cómo es posible transformar la realidad del día a día con compromiso, organización y vocación de cambio. Hubo jóvenes del barrio que ante la iniciativa se vieron seducidos por participar en La Cámpora, como es el caso de Ignacio Giovagnoli, “Cartucho”,  un muchacho del barrio que se encontró con otros que se acercaron de forma organizada a embellecer las casas, a trabajar solidariamente con la comunidad del Esperanza. El clima de unión, de compañerismo, de fraternidad que entre mate y mate se iba generando no tardó en forjar un vínculo que se tradujo en las ganas de participar, de comprometerse con la realidad de su barrio y de sus vecinos. “Pintar con los chicos me cambió la vida” dijo “Cartucho”, y es que la alegría y el contagio que produce trabajar de forma colectiva pronto prendió en mucho de los vecinos. “Cartu” ya es otro integrante de La Cámpora Mercedes.

Se trata de compartir una actividad, ayudarse y colaborar. El frío se enfrenta con una mano compañera que  te alcanza un mate caliente, el cansancio no cuenta cuando ves a tu vecino que sigue trabajando, el error se corrige ante la observación amable del otro. Todas estas cosas hacen el aprender a trabajar en comunidad y a saber que juntos podemos realizar cosas maravillosas y que se pueden  hacer bien. Y después viene la satisfacción del trabajo concluido, de haber contribuido en algo, aunque sea mínimo a los vecinos, pero sobre todo de formar parte de una experiencia solidaria en la que el dar se transforma en recibir.

Graciela, vecina del Barrio Esperanza, también se acercó a La Cámpora. Esta vez fue por un programa de radio en el que escuchó a una militante exponer y defender el proyecto que venía realizando la agrupación. Le recordó sus años de juventud, le despertó sus ganas de participar y en el marco de una jornada de cine infantil en el barrio, Graciela conoció a sus futuros compañeros. No tardó en sumarse y empezar a trabajar diariamente para mejorar su barrio; apoyo escolar para los chicos y un merendero son algunas de las actividades que ahora se realizan en el Esperanza. Mirando desde el barrio es que uno puede ver cuáles son sus necesidades, teniendo una perspectiva desde adentro. Así surgió la idea de pintar los frentes de las casas, y Graciela, junto a otros militantes, fue una organizadora fundamental en las pintadas.

Ante la falta de asfalto, limpieza y mantenimiento por parte del municipio, el reacondicionamiento de las viviendas no es suficiente para mejorar la calidad de vida de los vecinos, pero hace evidente que si hay intención, convicción y voluntad las necesidades básicas de los mercedinos más urgidos pueden ser abordadas.

Los máximos referentes del Frente Mercedino, Juani Ustarroz y Wado De Pedro también participaron en la pintada del barrio. “Juani”, candidato a intendente de Mercedes, sostuvo que “este tipo de ayuda a los barrios es formidable y es un buen comienzo, pero  el problema de fondo no se soluciona y hay que seguir trabajando para concretarlo y poder  transformar la ciudad”.

Las intervenciones en el Barrio Esperanza fueron posibles gracias al proyecto  Jornada Solidaria de la Dirección Nacionalde la Juventud que depende del Ministerio de Desarrollo Social. Ellos se encargan de cubrir los gastos del material pero la mano de obra va por cuenta de la militancia y los vecinos, con el objeto de que sean los propios actores comunitarios los encargados de transformar su realidad territorial y retomar los valores de la solidaridad.

José, un vecino del Esperanza, de 58 años, dijo que “en 20 años no se pintó nunca. El barrio estaba arruinado. Es bueno que se haya hecho esto, lavándole la cara al barrio, que ayuda a que la gente crea que se puede estar mejor”. Las pintadas les hicieron recordar a los vecinos los orígenes del barrio, cuando la colaboración y el trabajo colectivo fueron imprescindibles para “levantar” y construir el Esperanza.

A través de este tipo de iniciativas, La Cámpora junto al FMpV intenta recuperar  las experiencias de trabajo comunitario con jóvenes de  todo el país como instrumento motorizador de procesos sociales de cambio, y también busca promover espacios de  participación y compromiso solidario con la misma lógica de inclusión que el gobierno nacional gestiona desde 2003 para todos los argentinos.

[slideshow id=65]

Medios

En el marco del silenciamiento de voces disidentes con el oficialismo, se dio a conocer la desvinculación del periodista Víctor Hugo Morales de C5N, a pesar de sus altos niveles de audiencia.

vhm