Noticias

20 de junio con Cristina en Rosario: “Cada uno de ustedes puede ser un Belgrano, o un Moreno, está en ustedes la decisión”

Compañeros de la Cámpora de todo el país dijeron presente en Rosario. Desde horas muy tempranas, el pueblo se fue aglomerando frente al río a la espera del comienzo de la celebración. Familias enteras, desafiando el frío y lluvioso amanecer rosarino, se dieron cita  para conmemorar el aniversario del fallecimiento de quien fuera el creador de nuestra enseña patria, Manuel Belgrano.

La Cámpora con una concurrencia de más de 1000 compañeros se congregó en la esquina de Córdoba y Laprida, para luego avanzar en una numerosa columna y formar parte del acto y los festejos. La Cámpora Santa Fe nucleó las localidades de Rosario, Villa Gobernador Gálvez, Villa Constitución, Arequito, Arroyo Seco, ciudad de Gálvez y de Santa Fe capital, a la cual se sumaron compañeros de La Cámpora Córdoba, Entre Ríos, Chaco, Formosa, Mendoza y Buenos Aires, quienes al ritmo de la murga y los cantos calentaron el ambiente frente al palco oficial.

Alrededor de las 12:45hs la Presidenta de la Nación dio comienzo a su discurso, haciendo referencia a nuestro prócer: “Ustedes saben que Belgrano es mi favorito. Por eso he adoptado la decisión de que la bandera sea enarbolada los 365 días del año en todos los edificios de la Nación y sé que los municipios y provincias adherirán”. Cristina aclaró que este hecho no fue una originalidad propia sino que retomó una ley de Domingo Faustino Sarmiento, a quien, pese a diferencias ideológicas describió como una persona que luchó por el progreso y la educación de la Argentina.

Pese a los pronósticos de muchos, que pensaron que la celebración se limitaría a un mero acto político, Cristina logró articular perfectamente la fecha patria con las bondades del modelo que se inició en el 2003. “Cuando vemos que Rosario se han restado tres puntos en la desocupación recordamos que estas son las políticas que quería Belgrano, trabajo industrial para los argentinos. Yo me siento tan orgullosa de esto que hemos construido, de esto que parecía inimaginable hace diez años atrás, cuando los argentinos estábamos enfrentados, desconcertados, haciendo cola en las embajadas y ahora están volviendo”.

Su discurso estuvo atravesado por el recuerdo y la admiración a su eterno compañero Néstor Kirchner, a quien rememoró como un visionario, como alguien capaz de hacer lo que otros no se animaron. “Hace 200 años ellos fueron por la libertad. Hoy nosotros tenemos que ir por la igualdad. Ese es el gran compromiso, la gran lucha”, dijo la Presidenta dejando en claro la necesidad de profundizar el modelo nacional.

Junto al pedido de continuar defendiendo las conquistas logradas rogó a todos los argentinos que no sucumbieran ante las piedras con las que les tiran y recomendó recogerlas pero no para devolverlas, sino para sacarlas del camino y seguir avanzando. “No más argentinos contra argentinos, no más puños crispados, no más voces que convocan al desaliento y el fracaso”, concluyó.

Para finalizar señaló que “a la Patria la construimos todos con humildad, pero también con dignidad, recordemos a nuestros patriotas no sólo para homenajearlos sino para imitarlos; a los jóvenes les digo que cada uno de ustedes puede ser un  Belgrano, o un Moreno, está en ustedes la decisión”.
[slideshow id=16]