Noticias

Ganó La Cámpora en las elecciones del Barrio Fátima

Paula Penacca (La Cámpora) y Cecilia Calderón (CP 17 de Agosto) conversaron con nosotros acerca de la militancia, la democratización y urbanización de las villas en la Ciudad de Buenos Aires, la gestión del macrismo en la zona sur de la ciudad, el Proyecto Nacional y el protagonismo de la Juventud en la transformación del país.

A muy pocos meses de aquellas extrañas jornadas en las que las tomas del Parque Indoamericano llevaron al Jefe de Gobierno de los Porteños, Mauricio Macri, a decir que había un problema con la “inmigración descontrolada”, se realizaron las elecciones en el Barrio Fátima (Villa 3), en Villa Soldati, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Las elecciones se desarrollaron a partir de una intervención judicial resuelta por el Juez Gallardo. No había elecciones en el barrio desde hacía 10 años. Se deberían haber realizado el 12 de diciembre del 2010 pero se suspendieron, en principio, a raíz de una toma en la manzana 5 y luego debido a los hechos de violencia en la toma del Indoamericano y del  Club Albariños.

La participación de los vecinos superó lo esperado para una elección no obligatoria: votaron 2.200 vecinos, lo que representó el 45% del padrón. La Lista Celeste-Nº 10, encabezada por Rosa Ortega, está integrada por 2 Organizaciones políticas (La Cámpora y la Corriente popular 17 de Agosto)  y por 3 Organizaciones sociales (Construyendo Sueños, Refugio de Mujeres Unidas en Acción y el Centro Popular La Chispa). El triunfo se obtuvo con  el 53%  (1174 votos), lo que le permitió acceder a la totalidad de los cargos de la Comisión Directiva y a 16 de los 18 delegados de manzana que estaban en juego. Estos resultados, sin dudas, son el fruto de los tres años de construcción territorial que los compañeros de vienen desarrollando en Villa Soldati.

La Militancia

“Lo que nos motiva a militar es el compromiso con una transformación, con poder generar un país más justo, con mayor distribución de la riqueza y,  principalmente, la indignación frente a la injusticia.” –destaca Cecilia Calderón– “cuando uno empieza a militar y ve lo que puede la militancia, lo que genera la militancia y los logros que van generándose, como lo que sucedió el domingo en las elecciones, que sintetizó todo el trabajo que veníamos llevando adelante con todos los compañeros en el barrio, eso te llena de fuerza para seguir militando y seguir multiplicando esa militancia”.
En una entrevista realizada tras el triunfo de la Lista 10 en Soldati, las dos jóvenes militantes coinciden en que el contexto que se genera a partir de la recuperación de la política como herramienta de transformación, se expresa en el triunfo electoral del Barrio  Fátima y se va a seguir expresando en todo el país, principalmente en las elecciones de octubre. “Este es el triunfo de la militancia, de la organización popular, de la construcción y del debate,  frente a las lógicas clientelares y punteriles de la vieja política”.-señala Cecilia Calderón.

 “Para los jóvenes durante los años ´90 las villas eran el lugar  donde sentíamos que se podía trabajar en pos de una  organización con la gente que tenía más necesidades y los derechos más vulnerados” –señala Paula Penacca- “hoy por hoy, militar en una villa es,  en un marco un poco más favorable, donde hay algunas posibilidades  más y algunas oportunidades más,  implica la posibilidad de generar un proceso de organización donde los mismos vecinos puedan salir a  reclamar por sus derechos y tengan mayores niveles de visibilidad. El objetivo es que ellos puedan plantearse proyectos y llevarlos adelante, porque nosotros creemos que el marco político que hoy se da es distinto al de  otro momento histórico de nuestro país.”

Urbanización y democratización de las villas en la Ciudad de Buenos Aires

A diferencia de las políticas de inclusión que desde el 2003 con la llegada de Néstor Kirchner y luego con Cristina Fernández se desarrollan desde el Gobierno Nacional, la Ciudad de Buenos Aires abandona a las zonas más vulnerables y que más necesitan de la presencia del Estado. “Ese abandono político se relaciona con una voluntad política clara” –señala Paula Penacca de La Cámpora- “Ese abandono del sur se ha profundizado desde el 2007 en todos los aspectos, no solo en el tema de la vivienda y  de la salud. A veces parece que el macrismo le da mucha  importancia en la ciudad al  cuidado del espacio público, sin embargo en al zona sur, el espacio público también es descuidado y abandonado. No se corta el pasto y no se fumiga contra el dengue en el verano. En todos los aspectos, incluso en aquellos que parecieran ser el centro de las políticas del macrismo en el sur de la ciudad eso tampoco se cuida y también se abandona.”

En relación a este tema Cecilia Calderón (CP 17 de Agosto) señala: “lo mismo sucede con la política cultural, en el sur de la ciudad no hay centros culturales no hay talleres, no  hay centros de oficio. O sea los dos pilares del macrismo que son el cuidado del espacio publico y la cultura están dirigidos hacia las clases medias, clases medias altas pero en las zonas de las villas están absolutamente negadas.”

En el recorrido realizado para llegar a las elecciones del 13 de marzo las protagonistas destacan la participación de los vecinos en las discusiones y los debates que llevaron a determinar el sistema de democratización para el barrio. “En el marco de la intervención judicial para la normalización electoral de las villas de la ciudad se dio un proceso de discusión y esto fue una de las  cosas mas interesantes que  pasaron en la experiencia de Fátima, y que también  paso en la experiencia de la Villa 31. Se dio un proceso de discusión en el barrio donde los mismos vecinos, discutiendo en asambleas  y asistiendo a las reuniones, se fueron planteando cual iba  a ser la forma de organizarse políticamente. En el caso de la villa 3, acompañamos ese proceso de discusión, junto con todos los compañeros que integran hoy la lista 10 y se fue discutiendo hasta que se llegó a la decisión de que el órgano político del barrio sea la Junta Vecinal (que integra Rosa como presidenta), pero que  también se elijan delegados por manzana.”-comenta Penacca.

Por su parte Cecilia destacó el hecho de que la participación electoral que fue de un 45 %. “De 5 mil personas que componen el padrón votaron 2.200, había 6 listas. En el marco de alta conflictividad que se quiso crear en relación a las elecciones cuyo objetivo no era otro que generar miedo en el barrio y en los vecinos para que no participaran en los comicios y boicotearla, hay que destacar la participación de los vecinos que superaron estas cuestiones y la verdad  que la participación fue masiva, y eso responde a la militancia activa y comprometida de la lista 10.”

La contundencia de la victoria de la lista 10 las jóvenes se la adjudican al trabajo que vienen desarrollando en conjunto en el barrio. “La gran legitimidad que tiene la lista 10 tiene que ver y se explica, por el proceso de unidad que se pudo dar entre las 5 organizaciones, porque no es una lista que se armo 2 meses,  antes sino que  viene de un proceso de 2 años de trabajo conjunto, de discusión política, de poder superar  diferencias, de  poder trabajar juntos cuestiones concretas, de poder enfrentar problemáticas y pensar soluciones en conjunto, de poder tener un programa de gobierno   y discutirlo. Digamos que todo ese proceso político me parece  que es el más rico y es lo que explica  los resultados y esta victoria de la militancia.”

La militancia, la organización, el trabajo en los barrios y la juventud acompañando este proyecto lograron el triunfo en la Villa 3.

Patria Grande

La sesión se efectúo en San Salvador, estuvo presente el Parlamentario del Mercosur por la provincia de Santa Fe, Diego Mansilla, quién a además tiene a su cargo la presidencia de la Comisión de Asuntos Económicos dentro de la Asamblea Parlamentaria Euro Latinoamericana.

IMG-20170922-WA0009
Derechos Humanos

Se conocieron una serie de audios y mensajes de los gendarmes que participaron del operativo del primero de agosto en la Lof en resistencia Cushamen en Chubut que confirman que a Santiago Maldonado se lo llevó la Gendarmería.

gendarmeria