Ellos Dicen

Contrato Inmoral

El candidato del Acuerdo Cívico y Social apeló a las metáforas menos felices para plantear la disputa con los Kirchner. Fue luego del esfuerzo que hizo Benedetti por no salirse de su propuesta de “retenciones segmentadas”, pese a las observaciones de la dirigencia ruralista. Para Chemes está en peligro la propiedad privada y la clase media.

“Como en la guerra hay que ir matando a los de la primera fila; hay que barrer a la mayoría, a la mugre, para después sí empezar a remar”, explicó Jorge Chemes, ex titular de la Federación de Asociaciones Rurales de Entre Ríos (Farer) y candidato en tercer término del Acuerdo Cívico y Social.

Fue en el marco de la ronda de consultas que hizo la Mesa de Enlace con los candidatos de las distintas fuerzas políticas. Estaba exponiendo el candidato en primer término, el radical Atilio Benedetti, que no se salió en ningún momento de su plataforma para el campo, basada en “reducción y segmentación” de las retenciones, además de políticas en materia impositiva, una nueva ley de coparticipación y recuperación del rol del congreso en la definición de las líneas de acción respecto de la producción.

No se corrió Benedetti de su receta, pese a la insistencia de una veintena de dirigentes de las distintas entidades, que se acercó a escuchar a la fuerza opositora, para que el ex intendente de Larroque tomara nota, más acabadamente de la demanda sectorial mientras el candidato hacía pie, en todo momento, en la mirada más global que define a un hombre de la política.

Reacción.

Fue entonces cuando tomó Chemes la palabra para “aclarar” las cosas. En primer lugar, previamente, había marcado que “el objetivo es eliminar las retenciones” pese a que Benedetti, de inmediato, condicionó esa posibilidad a “una reforma impositiva” que lo haga posible así como también en el marco de un esquema que, por ejemplo, “imponga retenciones a la soja para evitar el monocultivo”.

“Muchachos… quiero hacer una aclaración. No piensen que acá hay un paquete armado, un manual. Ahora que estoy de este lado, he visto como es. Yo pretendía una gran plataforma política y eso no existe”, aseguró. “Este despelote es tan grande que lo primero que hay que hacer es entrar en el horno, barrer las mayorías”, continuó Chemes que, cuando un productor presente en la reunión le pidió que “al menos saque un machete”, enfatizó: “¿Sabés cual es el machete? Todos los proyectos presentados por las entidades que no se tratan. Hay que poner en marcha el aparato productivo, barrer la mugre y ahí empezar a remar”, continuó.

“Es como estar en la guerra, hay que ir matando a los de la primera fila y seguir”, graficó Chemes que aseguró que “hay que cortarles la mano a los Kirchner porque vienen por más. Se quieren quedar con todo, con lo nuestro, o qué se piensan que quiere decir que (Guillermo) Moreno diga que la propiedad privada es un papelito… Se quieren quedar con todo, quieren terminar con la clase media, con sus valores”, enfatizó Chemes que, nuevamente, hizo notar que “lo primero es el enemigo al que hay que matar”, dijo. “No soy golpista”, aclaró y Benedetti, de inmediato, se manifestó en contra de los dichos del dirigente ruralista.

Jorge Chemes, el moderadito...
Jorge Chemes, el moderadito…

Fuente: DIARIO DE NOGOYA, Pagina Política

Ciudad de Buenos Aires

En medio del receso legislativo y de espaldas a los porteños y porteñas, el Gobierno de la Ciudad decidió eliminar la protección cautelar del Hospital Muñiz, allanando el camino para avanzar con el proyecto del Complejo Hospitalario Sur.

36530582_914093872110571_7796093295599288320_n
Buenos Aires

En Lomas de Zamora existe desde hace años una comunidad de cartoneros y cartoneras que comenzaron con la actividad como alternativa a una situación económica adversa, allá por el 2001 cuando el gobierno de la Alianza compuesto por funcionarios que hoy nuevamente ocupan cargos nacionales, dejaban al país inmerso en una profunda crisis económica y más de 30 muertos en las calles de la Argentina.

Daniela Vilar, concejala y responsable política de La Cámpora en Lomas de Zamora, junto a recuperadores/as urbanos protagonistas de la nueva ordenanza municipal.