Noticias

La fábrica de aviones de Córdoba vuelve a ser de los Argentinos

Hoy al mediodía, nuestra compañera, la presidenta Cristina Fernández encabezó un acto en la ciudad de Córdoba en el que anunció el envío al Congreso de la Nación del proyecto de renacionalización del Área Materia Córdoba (AMC), que actualmente se encuentra en manos de la firma estadounidense Lockheed Martin Aircraft. En el acto, afirmó su compromiso de “reconstruir la industria y la capacidad tecnológica en materia aeronáutica” .

La importancia de este proyecto, claramente en sintonía con el rumbo del gobierno nacional y popular, es que la industria y tecnología aeronáuticas vuelvan a pertenecer al Estado, como un área importante en cuestiones de estado como lo es la defensa nacional.

La Fábrica Militar de Aviones ha entregado la mitad de los doce aviones de entrenamiento militar Pampa AT-63 y es también la proveedora del servicio de mantenimiento de las flotas de Aerolíneas Argentinas y su subsidiaria Austral.

La empresa, que fue privatizada en la década del 90, da empleo a unos 1.100 trabajadores y factura anualmente entre 120 y 140 millones de pesos. Con este proyecto y en el plazo de dos años, el Área Material Córdoba podría duplicar esas cifras y rápidamente recuperar la inversión inicial.

Durante el acto realizado en Córdoba, también se destacó la figura del Brigadier General San Martín, quien fuera símbolo del desarrollo industrial de la provincia cuando fue gobernador durante la primera Presidencia de Juan Domingo Perón.

El Área Material Córdoba tuvo una historia ejemplar en el desarrollo industrial de Argentina y fue un polo tecnológico que llegó a tener más de nueve mil empleados. Allí también se desarrollaron aviones como el Pulqui II, el Pucará, el Pampa y una planta automotriz que fabricó el rastrojero y la moto puma, entre otros.

La presidenta Cristina Fernández destacó la renacionalización de la fábrica de aviones Lockheed-Martin, la ex Área Material Córdoba, “porque significa seguir sumando medidas estratégicas para recuperar trabajo argentino con manos y neuronas argentinas”. También, resaltó la figura y el trabajo del Brigadier San Martín y anunció que la fábrica “de hoy en adelante se llamará así en honor a ese hombre que amó tanto este lugar”.

La presidenta hizo referencia a la labor estratégica para el país de esta fábrica tanto en el desarrollo tecnológico, industrial, la generación de empleo y como potencial centro de capacitación de los nuevos aviadores de la línea de bandera, entre otras posibilidades económicas.

“Esta decisión se suma a otras como la que hemos tomado recuperando nuestra línea de bandera y significa volver a poner en valor lo que se había desmantelado y desmontado en la Argentina “, subrayó la mandataria.

Durante el acto, Cristina Fernández sostuvo también que “esto tiene que ver con recuperar el desarrollo tecnológico que la Argentina supo tener y que fue desmantelado”. Además agregó que el proyecto de ley de transferencia de las acciones que firmó ayer para la estatización de la fábrica de aviones servirá para que esa empresa se “convierta en un instrumento estratégico del desarrollo nacional”

En otro tramo de su discurso, la mandataria afirmó que “siento estar cumpliendo el compromiso que en 2007 le hice a todos los argentinos y que era el de profundización del proceso de cambio y transformación iniciado en 2003” Y recordó, además la estatización de Aerolíneas Argentinas, y “el proyecto de ley que envié al Parlamento para que el ahorro público argentino constituido por los ahorros de los trabajadores volviera a ser administrado por el Estado”.

También expresó la necesidad de “tener nuevamente como punta de lanza el desarrollo industrial de la Argentina” y señaló que “pocos lugares como este reflejan la historia de nuestros triunfos, capacidades, de nuestros talentos, y de nuestras frustraciones”.

“Aquí hubo un plan, una estrategia que no fue la de la Nación, sino la de desmontar prolijamente instrumentos de autonomía y soberanía nacional que implica la investigación, la industria, y el trabajo para convertirnos en un país de servicios”, señaló Cristina Fernández.

La Presidenta afirmó que “tenemos que volver a articular todos los pedazos que como un rompecabezas fueron desarmando para desarmar al país de su potencial, de su capacidad; nada fue casual”.

En ese sentido, Cristina Fernández manifestó su esperanza de que se traigan simuladores de vuelo a Córdoba para que los pilotos de Aerolíneas Argentinas se capaciten y “para que todo el mantenimiento pesado de la línea de bandera también se venga a hacer aquí”.

La mandataria afirmó que “esta fenomenal crisis internacional sin precedentes, algunos dicen que superior a los 1930, puede significar una nueva oportunidad para el país” y agregó que hay que “iniciar una nueva sustitución de importaciones”

“Tenemos el desafío de volver a construir esa capacidad operativa, de diseño y profesión y tenemos los hombres para eso” afirmó la Presidenta.

Cabe mencionar que acompañaron en este acto a la compañera Presidenta el gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, el intendente de la ciudad, Daniel Giacomino; la ministra de Defensa, Nilda Garré; el ministro de Planificación, Julio De Vido; entre otros funcionarios nacionales y provinciales.

Derechos Humanos

Hay Mujeres que parecen tener muchas mujeres dentro. Diez, cien, mil, infinitas mujeres. De otra manera, se hace imposible imaginarlas de pie, incansables ante la injusticia que arrecia como el viento. Chicha era de esas mujeres.

chicha_0
Ciudad de Buenos Aires

El Comedor Comunitario “La Escuelita” de Villa 20 de Lugano se vistió de fiesta el sábado con la entrega de diplomas a la primera generación de alumnas y alumnos que se recibieron bajo la modalidad del plan FINES, el mismo día que se celebraron 20 años de  un espacio que no sólo fue escuela de militancia para muchos y muchas dirigentes del campo nacional y popular, sino también el lugar donde vecinos y vecinas del barrio encontraron muchas respuestas a los problemas que los aquejaban a diario.

25-DSC00139